Entradas

Entradas destacadas

Renacimiento y Barroco en un soneto. Mitos

Hades y Perséfone.    Miriam Martínez Aguado 1Bach B Allí venía corriendo  su amante, Tan feliz que parecía enamorada, La mismísima Atenea dorada. Como el bosque,  se veía avasallante

El oscuro inframundo fue su parte, Oscuro era su carro, remolcado por caballos  oscuros, y sentado en trono oscuro la justicia imparte.

Solo quien compagina infierno y tierra. La separa con llantos en invierno, El amor es a veces una guerra.

En otoño regresa la posguerra. Ese es el trato, su casa el averno, A su madre, Perséfone se aferra.

TEXTOS ROMÁNTICOS PARA EL TRABAJO

Imagen

Renacimiento y Barroco en un soneto: Amor muy Barroco

Imagen

Renacimiento y Barroco en un soneto: Amor VI

Imagen

Renacimiento y barroco en un soneto: Satírico II

Imagen

Renacimiento y Barroco en un soneto: Amor V

Imagen
Álvaro Llorente


Renacimiento y barroco en un soneto: Amor IV

Imagen

Renacimiento y Barroco en un soneto: Satírico

Imagen

Soneto: Carpe Diem

Imagen

Renacimiento y Barroco en un soneto. Amor III

EL AMOR Nerea Sanz Garrido 1 bach B
El amor nace como una bella flor y nos presenta una dulce sonrisa con la que nos hipnotiza deprisa y nos da la felicidad sin furor.

Pensamos en la luz de su mirada y en sus gruesos labios color carmín. Su aroma primaveral de jazmín con el que quizá haga que sea amada.

Ella nos da la felicidad para sufrir, nos acaricia para complacernos y su dulzura nos llega al alma.

Nos lo da solo para complacernos, pero así encontramos la calma y aparecen esas ganas de vivir.

Renacimiento y Barroco en un soneto. Amor II

ELLA
Aurea Rubio Hernanz 1º Bachillerato B Con tu mirada iluminas mi vida dichosa de disfrutarte en la mía, con esa sonrisa alumbras mi día pulcra mirada que tanto de cuida.
Todas las semanas pensaba en mi huida en los momentos que no sonreía, pero eternamente me retenías, yo me encontraba tan arrepentida.
Iba constantemente a la deriva siendo tan infeliz conmigo misma a pesar de todo eras adictiva.
Me maravilló tanto ese carisma, me causabas una llama furtiva,
todo hace que seamos una misma.

Renacimiento y Barroco en un Soneto. Amor

Soneto de amor Javier Uceda Franco 1 Bach-B

Dulces son las gotas de tus mejillas Tan dulces como el olor del mañana Y transparentes como la ventana Es amor lo que siento cuando brillas

Y tonto me quedo cuando me chillas Loco me vuelvo al escuchar "aitana“ Furioso cuando escucho fulana Contigo sueño las mil maravillas

Solo cuando te miro me encuentro Con esos ojos de color incienso Con esta locura yo me descentro

Es tu amor lo que siento por dentro Cuando me abrazas calor intenso Eres mi norte, mi sur y mi centro



Yo, juglar en la Corte

Álvaro González y Danina Iordanova, 1ºBACH HCT Un día normal, amanezco en medio del bosque con unas personas que me acogieron esa noche y me refugiaron en su aldea. La noche que llegué a ellos, me pidieron algo a cambio, no iban a dejar a una persona aquí sin recibir nada que les interese; como había un montón de niños tuve la gran idea de proponerles animarlos y contarles unos cuantos de los chistes que me sé, ellos aceptaron y los padres estaban contentos porque sus niños estaban deseando que empezara; después de más o menos tres cuartos de hora, los niños se fueron a dormir más que contentos por mi trabajo. Los mayores después de que los niños se fueran, siguieron bebiendo y me invitaron a lo que les sobró de la mesa, de ahí todos nos fuimos a dormir y a mi me dieron una manta para poder taparme; la verdad que me trataron muy bien para ser un simple juglar. Al día siguiente, después de darles las gracias, emprendí mi camino hacia otro lugar. A medio día más o menos llegué a un sitio q…

Yo, juglar en la feria

Alejandra Muñoz y María Cazón, 1 BACH HCS
Yo Dicun, camino de aquí para allá, visitando las ferias de los pueblos que se cruzan en mis caminos, donde recito canciones que entretienen a todos y que cuentas aventuras. Los juglares no solo divertimos al público, también informamos de los acontecimientos históricos que ocurren.
Hoy me encontraba en San Vicente de la Barquera, ya que pasé varios días en la feria de aquel pueblo, amanecí con los rayos de sol, dispuesto a poner rumbo a Santillana del Mar, en el cual escuché que iba a haber una gran feria. Tras un largo viaje caminandodurante seis horas llegué a mi destino y me encontré con esa feria de la que había oído hablar. Santillana del Mar era un pueblo no muy grande, pero en aquella feria se reunieron una gran cantidad de personas.Tras unas horas recorriendo la feria me disponía a coger mi laúd y cantar canciones para entretener a la gente que se encontraba en la feria, mientras intercambiaban y compraban productos. Empecé a cantar una…

Yo, Petrarca

Adrián Gismero y Francisco Cruz, 1ºBACH HCS Amanezco un nuevo día en Provenza localidad de Italia. Me levanto de mi largo sueño  y me preparo para pasar el día, me aseo, preparo mi almuerzo y ya estaría listo para continuar una de las obras que tengo pendiente, esta trata sobre mi querido amor, Laura aunque mi amor no es correspondido y debo recurrir a mis satisfacciones con damas de compañía. Más tarde me encontré con mi gran amigo Giacomo Colonna que me ayudó a entrar unos meses atrás al servicio del cardenal Giovanni Colonna y me informo de que ahora podría realizar mis viajes y dedicarme a la literatura que es lo que realmente deseaba. Para celebrarlo fuimos a nuestro mesón de confianza y nos tomamos  unas botellas del mejor vino. Por lo tanto el almuerzo que preparé no me sirvió para nada ya que cuando quise llegar a mi hogar ya había pasado la hora de comer. Al darme esta noticia me sentí pletórico de poder dedicarme realmente a lo que me gusta que es viajar y conocer otras obras l…

Yo. Ibn Hazm

Abdel y Denis, 1ºBACH HCS    4 de Abril 1022
Me levanté un día soleado, con la mente despejada de camino a mi primer rezo fajr, después de rezar y pedir a Dios que me ayude este día , fui a preparar mi desayuno , una manzana y un vaso de leche de cabra recién ordeñada , acto seguido completé mi segundo rezo . Me asomé a la ventana para disfrutar del buen día que hacÍa y vi una paloma, una paloma blanca tan blanca y resplandeciente como la leche de cabra con la cual desayune, una paloma que me enamoró totalmente, en esa paloma vi la vida en si misma. Fijándome más detenidamente tenía un collar, el collar del amor. Eso fue lo que me inspiró instantáneamente a escribir el collar de la paloma, me senté en mi lecho y pensé en lo que debía de hacer, de pronto escuché el Adán(llamamiento al rezo musulmán), era el rezo del duhr, recé y me dispuse a escribir , después de largas horas de escritura acabé mi obra y no quedé satisfecho , tenía que ser algo que perdurara siglos y siglos , algo que det…

Yo, Giovanni Boccaccio

Imagen
 Yaiza Galán y Aurea Rubio 1º Bachillerato B


Como todos los viernes me reúno en mi casa con mis amigos más importantes: Ángelo, Dante, Fiorenzo y Giorgio, nos sentamos alrededor de la gran mesa de mi comedor manteniéndonos calientes por la flamante chimenea, siempre mantenemos conversaciones que tratan temas desde lo más corriente de la vida hasta de vital importancia. Pero esta noche es diferente, ayer murió uno de los comerciantes amigo de Ángelo, a causa de la peste bubónica, intercambiamos ideas sobre este tema durante gran parte de la cena y llegamos a algunas ideas diferentes, ya que alguno de mis amigos creen que a nosotros no nos va a alcanzar, que esto es solo tema de pobres, pero yo pienso que esta enfermedad no mira la posición económica y que está más cerca de nosotros de lo que pensamos. En este momento caigo en la cuenta de que hoy estamos disfrutando de esta cena pero puede que mañana uno de nosotros no esté. Seguimos hablando de diversos temas, hasta que se hace tarde y…

Un día de una dama de corte

Miguel Carmona Mateo, 1ºBACH HCS Ya ha amanecido  , voy a levantarme a prepararme el desayuno que tengo un hambre… ¡qué buena pinta tiene esa leche! , qué rica estaba la verdad . Voy a recoger que mi nueva familia me va a dar clases de etiqueta. Ya he terminado , ahora voy a dirigirme a las clases de baile que la verdad que me encantan. Ya terminadas las clases de baile voy a lo que más me gusta de todo el día que es montar a mi blanco y hermoso caballo Rocinante, ya le he puesto la silla ahora voy a cabalgar por los montes con él y voy a dirigirme a un lugar muy bonito en el cual me enseñan a practicar tiro con arco . Ya casi es la hora de comer, voy a dirigirme hacia la cuadra ya para guardar a mi caballo, que tengo que ir a casa para ayudar a mi señora. Buenos días mi señora , ¿con que debo ayudarla? (ayúdame a vestirme  por favor dice su señora) vamos a ponerte ese vestido que te queda muy bien ¿con qué más debo ayudarla mi señora? (lavando todos esos vestidos que he dejado encima d…

Alexios, el copista

Imagen
Javier Uceda y Miriam Martínez, 1ºBACH HCS Mi nombre es Alexios y soy copista, esta mañana nuestro señor el Abad nos ordena, como todos los días, copiar todo tipo de libros y manuscritos de miles de años y procedentes de todos los lugares del mundo, estas copias de libros se realizan en el scriptorium, que es una gran sala donde aparte de ser copiados son decorados y encuadernados para posteriormente ser conservados en la gran Biblioteca del Monasterio, donde solo a algunos privilegiados se les permite el acceso. También si el Abad lo quería así, regalaremos algunos libros a cambio de otros para aumentar el repertorio de nuestra gran Biblioteca. No sé cómo he llegado a pertenecer a este grupo, cuando era pequeño los monjes más experimentados me enseñaron y me aplicaron varias dotes para llegar a ser un buen copista. Esta labor es muy dura, ya que un copista muy experimentado es capaz de escribir entre dos y tres páginas por día, yo soy incapaz de hacer semejante trabajo por ahora, apena…

Yo, Trovador

Ariadna Díaz Rodríguez y Lucía Sánchez Calvo. 1 bachillerato B Me encontraba sentado debajo de un árbol al lado del jardín del palacio real, entre el sonido de los pájaros cantando se escuchaba una dulce voz que iba a compás con los pájaros. Me levanté sorprendido, me subí al árbol para asomarme. Era una bella dama, de pelo rubio, tan rubio como el oro, se movía y mis ojos lo seguían. No había sentido nunca ese sentimiento tan bonito, como ella. Me dirigía hacía casa y mis pensamientos no se desviaban en otra cosa.

Mientras hacía la comida recitaba un poema que siempre me recitaba mi padre cuando me hablaba de mi madre. Después de comer, mis impulsos hacía ella me hicieron ir a verla, pero claro, no podía ir a verla sin antes recitarle un poema.

‘’En tu mirada se forma, la rima de esta poesía; en tu mirada consigo, la musa para esta poesía; en tu mirada me pierdo, si tus ojos me desvías; en tu mirada me muero, si la miro y no me mira.’’
Justo cuando terminé de escribir el poema, me dirigí hacía …

Yo, goliardo

CLAUDIA VEGA Y NEREA SANZ, 1ºBACH HCS Yo Goliardo, otro día que me levanto debajo de un puente, matando el tiempo de mi pobre vida, escuchando como pasan los elegantes carros de los señores. Y en este tiempo libre pensando que otro día de mi vida voy a tener que ir vagandopor las callescantandopara que a cambio, si tengo un poco de suerte, me den una limosna. En verdad ese dinero de qué me va a servir, siempre me lo acababo gastando en vino.Solía ir a parar a las iglesias, a los monasterios, a las parroquias… ese estilo de sitios que sabía que por poco que fuera algo me darían.  Había veces que si tenía tanta suerte me daban alojamiento en algún hospital o ermita para descansar en la tranquilidad de la noche durante dos o tres días. Eso sí era suerte. Mi vida empezaba a ser un desperdicio ya que pasaba la mitad de mi vida en las tabernas, bebiendo y malgastando mi tiempo, eso sí, solo me lo podía permitir si ese día gracias a mis cantos había ganado algo.  Cuando iba a las tabernas solía…

Mi mito favorito; mito chama sobre el día y la noche

Imagen
En las grandes tierras de Perú, habitaba la tribu de los chamas. Los chamas solían contar leyendas y mitos a aquellos habitantes de la tribu. Una de las leyendas que contó fue “la leyenda del día y la noche”. Según los chamas, el dios Haby, tuvo dos hijos: Bari   (dios del sol) y Use (diosa de la luna). Bari era una chica joven, bella e inteligente. El siempre estaba alegre y era muy alborotadora y estaba llena de vida, siempre imparable y con sus graciosas (aunque no siempre) bromas. Como más disfrutaba era haciéndole bromas y travesuras a su hermana. Use era una chica frágil, sensible, muy pálida pero llena de belleza. Era una chica muy delicada pero ella era tan feliz como su hermano Bari. Un caluroso día de verano, donde el calor era insoportable, Use fue a bañarse a un lago de aguas relajantes. Al atardecer, Use se sentó a la orilla del lago donde estaba observando sin pausa su bello y delicado rostro, observando cada pequeño rasgo que le caracterizaba esa delicada y bonita cara. U…

Mi mito favorito: Dríades y Oréades

María Cazón, 1ºBACH B. Las dríades eran ninfas o diosas que cuidaban de los boques y de los árboles; su nombre viene de drys que en griego significa roble. Las dríades son inmortales y viven desligadas  del árbol por ellas protegido, durante el día y  sobre todo por la noche forman alrededor de los troncos una ligera danza para protegerlos, estas ninfas pueden transportarse a árboles de su misma especie, por lo tanto hay una dríade para cada árbol(de los robles, de las hayas, de los pinos, etc…) También hay otro tipo de ninfas llamadas hama-dríades, estas viven incorporadas al árbol formando parte del tronco de este, con el nacen y muren estas ninfas; al cortar el tronco de un árbol muere esta ninfa. Estas diosas pueden adoptar forma humanoide y a la hora de coger un fruto de estas habría que pedirles permiso para poder coger la fruta. Al no ser inmortales las dríades protegen a las hama-dríades. Este mito romano sobre las dríades y las hama-dríades fue inventado para impedir que los pueb…

Mi mito favorito: Kitsune

Imagen
Francisco Cruz Lozano 1º Bach HCS Kitsune es un ser mitológico japonés cuyo nombre en castellano significa zorro. Los japoneses creían que cuanto más viejos, más sabios eran y eso se podía medir a través de sus colas cuantas más tenían significaba que eran más inteligentes hasta un máximo de nueve colas que era el zorro más sabio. Pueden llegar hasta los mil años y a la edad de cien ya poseían la habilidad de cambiar de apariencia, así que podían transformarse en lo que quisieran aunque también poseen otras habilidades como aparecer en los sueños de otras personas y volverlas locas. Conforme sus habilidades iban creciendo, ellos adquirían el poder sobre el fuego, sus bocas y colas se pueden encender, cuando llegan a este “nivel” son conocidos como zorros de fuego. Su función principal era proteger los bosques y las aldeas y se dice que vivían gracias a la energía vital de las personas o espíritus.
Había dos tipos de kitsune los Zenkos y los Yako: Los Zenkos: se decía que eran los mensa…